El Mercedes Clase S Cabrio convertido en helado de menta

24.01.2017

Mercedes-Benz, clase s cabrio, concesur, sevilla, helado de menta
Carlsson, la empresa alemana encargada de la preparación de coches tuning, especializada en Mercedes-Benz, ha vuelto a impactar con otra de sus creaciones más apetitosas. Se trata del Mercedes-Benz Clase S Cabrio, al que ha convertido en un auténtico helado de menta. La innovación se llama 'Diospyros'.
Un Mercedes que cultiva el arte de la conducción de forma incomparable. Al abrir la capota deja al descubierto no sólo un interior refinado y lujoso sino también los anhelos más profundos de los amantes de los automóviles. De la fusión del descapotable de Mercedes-Benz con la creación de Carlsson surge una original joya que se no se le resistirá a más de uno.
El color, que es verdaderamente peculiar, tiene nombre: Carlsson Heritage Green. Pero no es lo único llamativo de esta innovación. Las llantas, de 20 pulgadas, son similares a las del Mercedes-Maybach Clase S por lo corto de los radios. Esta nueva producción está llena de detalles en negro brillante que crean un maravilloso contraste con el color de la carrocería.
Si nos adentramos en su interior, la tapicería nos ofrece un tono Vintage Cognac, completa de cuero de nappa. Complementada con molduras decorativas en el volante, consola y en la cubierta de la capota de ébano africano.
Además de la preparación estética de esta maravilla, el cliente que opte por ello puede elegir la preparación del motor 4.7 litros V8 de la variante S 500 Cabrio. Después de este acondicionamiento, la potencia del motor aumenta hasta 550 CV. Estamos ante un reclamo para los clientes de Mercedes-Benz más exigentes. Si hablamos de precio parte de los 219.000€ y puede alcanzar hasta los 354.300€, incluido AMG.